Tiempos Violentos | Libertad Guerrero Noticias

Tiempos Violentos


Tiempos Violentos

Por Rodrigo Huerta Pegueros

Cuando leí y escuché las declaraciones de las titulares de turismo estatal y municipal sobre lo que ocurre en el municipio de Acapulco, no solo me causó una especie de admiración combinada con repulsa pues no entendía ni entiendo todavía a que clase de tranquilidad y paz social se referían cuando en los momentos de estar ofreciendo su versión a los medios de comunicación estaban sucediendo enfrentamientos armados en varias partes del territorio municipal y habían caído abatidos a tiros varias personas y muchas más habían resultado heridas y no pocas decenas de habitantes se habían sentido indefensos con temor  y miedo a que fueran ellos las próximas víctimas de este fuego cruzado.
Lo cierto es que no podemos admitir más engaños ni frases hechas sin sustento de parte de nadie. Esto es, desde el presidente de la República hasta el mas modesto de los comisarios municipales de cualquier región de la República Mexicana, pues la realidad es tan brutalmente descarnada que no admite más ni medias mentiras ni mentiras piadosas, Es así que ni el mismo arzobispo de Acapulco ha logrado emitir una declaración que nos pueda llevar a obtener una paz espiritual que nos llene y nos releve de esta situación caótica que se vive en el país y particularmente en el puerto.
Y es que las titulares de turismo estatal y municipal, con el prurito de que ahora sí ya son amigas o tratarán de llevarse cordialmente y no van a tirarse con la cubeta como lo hicieron hace todavía unos días atrás, salieron ante los medios a pintarnos de rosa la situación que se vive en el municipio y más puntualmente en el corazón de la zona turística, donde los sicarios y las fuerzas del orden se baten a balazos con los resultados que están en casi todas las primeras planas de los medios de comunicación impresos y en los portales de las televisoras locales y del país con todo santo y seña de cuerpos destrozados que no reditúan promoción alguna para Acapulco y en cambio ofrecen en bandeja de plata a los competidores nacionales e internacionales argumentos sólidos para echar por tierra cualquier negociación que quieran hacer los empresarios o autoridades para atraer mayor volumen de turistas a este centro de playa.
Pero para la titular de turismo estatal no hay necesidad de una oficina anti crisis sino que se requiere comprar los servicios de una empresa de relaciones públicas para que se haga cargo de ello, particularmente en la unión americana. Y cuando la señora habla, los subsecretarios—anteriormente defensores de la operación de la oficina anti crisis en Sefotur—callan. No dicen ni pío. ¿Porqué será? Y lo que se llama congruencia ¿en dónde quedó? Es pregunta.
Y lo que le pasa a la titular de Sefotur es que se le olvida que no está en el Distrito Federal donde el dinero abunda y en donde se puede utilizar los millones de pesos para solicitar los servicios de cuantas compañías se requieran. Guerrero no es el DF y por lo tanto no abunda sino escasea el dinero para otorgarlos a los publirrelacionistas. ¿Entonces?
Por otro lado,  a la responsable del turismo municipal se le olvidó pronto los agravios infringidos a la titular de la Secretaría de Turismo Federal por el municipio: los regidores (la declararon persona non grata), el presidente municipal le dio con todo y funcionarios que lo acompañan siguen haciéndolo, por lo tanto, no será fácil borrar esos agravios.
En consecuencia, la exhortación que hacen para que Sectur apoye a Acapulco será harto difícil de lograr.
La culpa será responsabilidad de los que manejan el Ayuntamiento y el ramo del turismo.
Por lo que hace a los medios de comunicación, estos no son ni serán nunca ‘’madres de la caridad’’. Por lo tanto seguirán repitiendo una y otra vez los actos violentos o delictivos que se registren en este municipio o en cualquier otro de los 80 municipios restantes de la entidad, como lo han hecho de manera puntual como ha sido lo que sucede en la región de la tierra caliente donde los profesionales de la medicina han declarado a la región como violenta e intranquila y por lo tanto han decidido salirse de ahí por no tener seguridad sobre sus vidas y menos sobre sus bienes.
No hay autoridad que pueda frenar a la delincuencia común y organizada que hace imposible la vida en dicha región, como también podemos verlo en otros lugares turísticos como Zihuatanejo o Ixtapa.
No basta que las autoridades menores, como son los presidentes municipales (Acapulco por ejemplo) salgan a decir a la prensa que están coordinados para combatir a la delincuencia, cuando bien sabemos que los índices de confianza entre los cuerpos policiacos del municipio de Acapulco son de los mas bajos de la República Mexicana. Así lo han dado a conocer las autoridades competentes y están ahí, colgados en la red los índices de confianza de cada municipio y cada entidad del país.
No es un invento y no es animadversión, es solo, recordatorio para quienes no cumplen con su responsabilidad y se salen por la tangente para no cumplir con las disposiciones legales.
Y lo peor que nos puede suceder es que quienes tienen la obligación de dar la cara para evitar que la imagen de este puerto no se continúe deteriorando, no han hecho lo mínimo indispensable para solicitar a los ciudadanos de Acapulco que coadyuven a dar un tratamiento distinto a la espiral de violencia que se registra a diario.
Y no hablamos de coartar la libertad de expresión ni de censurar a los medios o periodistas en activo quienes tienen la obligación de informar puntualmente lo que ocurre en la región tanto a los medios locales como a los nacionales e internacionales. No. Lo que se propone es que se puntualice de que los hechos violentos sean tratados como tales, que se incrusten en lo que es la nota roja o policiaca y no se trate como una noticia de lo más relevante cuando puede haber y estamos seguros que las hay, mejores noticias para la comunidad que espera respuestas gubernamentales a sus múltiples reclamos de ocupación, educación, inversión u oportunidades para su desarrollo.
Lo que ha sucedido, es que ninguna autoridad ha querido dialogar con los detentadores de los medios de comunicación para llegar a un arreglo sobre lo que conviene hacer por Guerrero en general y por los sitios que captan turismo en particular, pues bien sabemos y es ocioso repetirlo, que esta entidad vive y seguirá viviendo por muchos años más de lo que dejan los turistas que nos visitan y que vemos con preocupación que son cada vez menos las visitas por los altos índices de violencia que se registran y la publicidad que se otorga a ello.
Pero cuando se les habla de ello a las autoridades, no hacen más que mirar hacia arriba y encogen los hombros como si no pasara nada o no les fuera a pasar. Lo cierto es que quizá con esa misma lógica vivan las titulares de turismo estatal y municipal, cuando dicen que no pasa nada en Acapulco y que todo es paz, tranquilidad y diversión.
Y si entramos en su lógica podríamos ver que eso es así, pues cuando las funcionarias de marras hablan como lo hacen, es que viven rodeados de guaruras y de protección que un ser común y corriente no la tiene y por lo tanto está expuesto a ser víctimas de cualquier fuego cruzado. Tampoco la mayoría de los ciudadanos que cuentan con automóvil pueden sentirse seguros ya que pueden ser víctimas de asalto, robo o fuego cruzado pues el 99.9 por ciento no cuenta con blindaje en sus unidades como si la tienen los funcionarios que ven todo de color de rosa.
El reto sería para los funcionarios que les quitaran guaruras y se les diera automóviles sin blindaje alguno y que tuvieran la necesidad de caminar solos y su alma por las calles y avenidas de este puerto para ver si no sufren siquiera de un rasguño. Solo así podrían ver y sentir lo que ven y sienten los millones de seres humanos que deambulan a diario por calles y avenidas, por colonias y barrios pobres y ricos y que sufren las calamidades de estos tiempos violentos que a nadie gusta y menos quieren sufrir.
Por lo tanto, lo que se sugiere es que las autoridades, de cualquier nivel, no hablen de paz y de tranquilidad donde no la haya y sí en cambio se pongan a trabajar para que mejoren los sistemas de seguridad y que las fuerzas policiacas puedan servir a la ciudadanía que les paga puntualmente y que en cambio no recibe nada a cambio pues cuando se requiere de protección o seguridad las fuerzas del orden brillan por su ausencia.

Periodista y Analista Político*
observar@gmail.com

Agosto/10/2011
www.libertadguererero.net

Comparte en Google Plus

Sitio creado por Fracalo

Libertad Guerrero Noticias, periódico online editado desde el puerto de Acapulco, Guerrero, México, bajo la dirección del periodista Francisco Cárdenas López (Fracalo).

Contacto: info@libertadguerrero.net

    Comenta en Blogger
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, ingresa tu correo electrónico para poder contactarte posteriormente... Gracias por visitarnos.