PLAN B | ❍ Jóvenes violadores | Libertad Guerrero Noticias | Periodismo independiente

PLAN B | ❍ Jóvenes violadores


PLAN B

Jóvenes violadores

[Por Lydia Cacho]

Una oleada de denuncias por violencia sexual contra niñas y adolescentes ha llamado la atención de los medios. El caso más notable es el de Daphne en Veracruz. Cuatro jóvenes apodados “Los Porkys”, hijos de hombres vinculados a las élites locales, violaron a Daphne.

Inicialmente la familia decidió no denunciar, seguros de que su hija pasaría un infierno de revictimización en el sistema judicial (no se equivocaron), pero los padres –por ignorancia– no buscaron a alguna organización civil especializada en atender a víctimas de violación para darles contención y llevar un proceso protegido.

Lo que el padre hizo, con las pocas herramientas que los hombres tienen para enfrentar la violación de sus hijas, fue intentar una mediación imposible.

Lo guió la desesperación, creyó, basándose en los códigos masculinos tradicionales, que los padres de los jóvenes violadores serían capaces de reparar la honra de su hija abusada reconociendo el delito y pidiendo perdón vía un video.

El honor y la honra son elementos históricamente presentes en los casos de violación; los padres sienten que ellos han sido traicionados por otros hombres, que “se metieron” con la joven equivocada.

Como pudimos comprobar al ver los videos en que los jóvenes reconocen haber cometido el delito, el padre de la víctima también fue victimizado por los familiares de los abusadores. Sus hijos dijeron que “no sabían lo que hacían”, siguiendo un guión.

No es de sorprender que el padre de Daphne no quedara satisfecho con este teatro de mediación y terminara por evidenciar lo que vivió como una traición a su propia honra. En un país sin justicia, la venganza y el escarmiento se convierten en la salida de los poderosos y en el drama de las víctimas.

La violencia sexual no es un acto erótico, sino un ejercicio de poder violento que utiliza el cuerpo como instrumento de imposición y sometimiento. La violación no se comete por casualidad, es un acto voluntario que requiere de planeación, estrategia y, como en este caso, el rapto de la víctima.

Los violadores y las autoridades culpabilizan a la víctima, confunden el derecho de ellas a vestirse y actuar de cierta forma con una provocación que les exime de toda responsabilidad. La evidencia y los testigos demuestran que Daphne dice la verdad, pero la justicia le negó ese reconocimiento.

La violación no es un atentado contra la honra de un padre, es un acto delictivo de violencia y control grave que, además, conlleva la humillación de la víctima a través de imágenes publicadas en redes sociales.

Las familias de los agresores les han protegido con todo su poder, y por su cercanía con el fiscal general Luis Ángel Bravo decidieron hacer una guerra sucia contra la familia de Daphne.

Este caso revela el machismo recalcitrante que justifica la violación, la indefensión de las víctimas, la colusión de padres y servidores públicos, y la ausencia de instituciones especializadas en atención a víctimas de violencia sexual.

Esa atención de expertas hubiese ayudado a Daphne y a sus padres a enfrentar el delito desde el primer día, pues toda la familia debe comprender cómo enfrentar el problema de forma integral.

Según ONU-Mujeres, cada 18 segundos una mujer es violada. Su hermana, su hija, usted, su prima, la vecina, alumna o madre. Tres mujeres por minuto viven violencia sexual. Ciento ochenta mujeres cada hora son violadas en alguna casa, calle, oficina; en una playa, en un auto.

Cuatro mil 320 hijas, hermanas, madres, niñas, abuelas son violadas diariamente. Treinta mil 240 mujeres cada semana sabrán lo que significa la violación. Ciento veinte mil 960 mujeres son violadas cada mes en su patria. Un millón 451 mil 520 mujeres cada año comienzan la ruta de la supervivencia para aprender a vivir después de haber sido víctimas de violencia sexual.

Si esos números no nos hacen entender que estamos frente a un sexismo criminal que exige justicia y educación contra el machismo abusivo, nada lo hará.

Para pedir asesoría por violación, contacte a la Asociación para el Desarrollo Integral de Personas Violadas (Adivac) http://adivac.org/index.php. Teléfonos 5682 7969/5547 8639.

*Plan b es una columna cuyo nombre se inspira en la creencia de que siempre hay otra manera de ver las cosas y otros temas que muy probablemente el discurso tradicional, o el Plan A, no cubrirá.


[Usted acaba de leer un artículo de opinión cuyo contenido refleja el punto de vista del autor.]
Comparte en Google Plus

Sitio creado por Fracalo

Libertad Guerrero Noticias, periódico online editado desde el puerto de Acapulco, Guerrero, México, bajo la dirección del periodista Francisco Cárdenas López (Fracalo).

Contacto: info@libertadguerrero.net

    Comenta en Blogger
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, ingresa tu correo electrónico para poder contactarte posteriormente... Gracias por visitarnos.