Tema de seguridad en Acapulco confronta a diputados; pedirán reforzamiento | Libertad Guerrero Noticias | Periodismo independiente

Tema de seguridad en Acapulco confronta a diputados; pedirán reforzamiento


Politizan legisladores del PRI y PRD tema sobre crisis de inseguridad que se vive en el estado y centran la discusión y su interés en Acapulco


CHILPANCINGO ► La inseguridad que predomina en el municipio de Acapulco, confrontó por segunda ocasión a los diputados del PRI y PRD, quienes se exigieron mutuamente no politizar la crisis de violencia que vive el estado.

El escarceo inició cuando la Mesa Directiva sometió a votación el decreto de acuerdo parlamentario propuesto por la fracción del Partido Movimiento Ciudadano, en el cual se pide a los tres niveles de gobierno reforzar la seguridad en el municipio de Acapulco.

De acuerdo con la propuesta, se solicita al secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong; al comisionado nacional de Seguridad Pública, Renato Sales Heredia; al secretario de Seguridad del Gobierno de Guerrero, Pedro Almazán Cervantes; y al presidente municipal de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, “reforzar las acciones de prevención del delito” para la protección de los habitantes del puerto y de los visitantes.

Al motivar el acuerdo, el diputado priista Víctor Manuel Martínez Toledo, integrante de la Comisión de Seguridad Pública, aseguró que en base a la encuesta que aplicó el INEGI en junio de este año, el 93 por ciento de los acapulqueños se siente inseguro.

El diputado Ricardo Mejía Berdeja, coordinador de MC, precisó que el tema propuesto por su bancada en mayo de este año en el mismo sentido de reforzar la seguridad pública,  no responde a ninguna “coyuntura” actual y que obedece a la “línea” que ha manejado su partido en cuanto a la seguridad del Acapulco.

Dijo que las acciones de prevención del delito son responsabilidad de los gobiernos estatales y municipales y que no se permite que ninguno de los dos se quede al margen en esas acciones específicas.

El acuerdo para pedir al gobierno federal y estatal reforzar la seguridad pública en Acapulco, fue aprobado luego de más de una hora de posicionamientos desde la tribuna por mayoría de votos, con la abstención de la diputada del Partido Movimiento de Regeneración Nacional (Morena), María de Jesús Cisneros Martínez.

La confrontación

A tribuna subió el perredista Sebastián de la Rosa Peláez, quien reprochó por qué permanentemente se cuestiona el problema de violencia de Acapulco y se ignora el mismo problema que ocurre en municipios gobernados por el PRI, como Chilpancingo y Chilapa.

Pero además criticó la postura que emitió el secretario general de Gobierno, Florencio Salazar Adame, quien culpó al PRD de la imparable violencia que vive la entidad.

Cabe mencionar que la postura del funcionario estatal surgió luego de que el alcalde de Acapulco, Evodio Velázquez Aguirre, denostó las estrategias de seguridad que los gobiernos federal y estatal han puesto en marcha en Guerrero y en su municipio, durante una conferencia de prensa que ofreció en la sede nacional del PRD, en la Ciudad de México.

Por eso  De la Rosa también arremetió contra los diputados de la fracción del PRI, quienes este jueves en Acapulco,  en conferencia de prensa exigieron al alcalde porteño definirse como autoridad municipal o dirigente de su partido y que en caso de no tener la capacidad de garantizar la seguridad de los habitantes de su municipio solicite licencia al cargo.

“Tienen la piel muy suave”, les dijo el legislador perredista del mechón de canas prematuras.

De la Rosa justificó las declaraciones del alcalde Evodio Velázquez “en su legítimo derecho de defender los intereses de la sociedad. Advirtió que el Poder Legislativo está “politizando” el problema de la inseguridad y violencia.

Demandó la presencia del secretario de Gobierno en el Congreso para que con “pruebas y fundamentos” sostenga que la incesante violencia que se vive en Guerrero es culpa del PRD.

En respuesta, el priista Héctor Vicario Castrejón afirmó que el alcalde de Acapulco goza de la sobre protección de su partido, sin autocrítica, y demandó respeto para la bancada del PRI. Expuso que Acapulco ha sido y seguirá siendo tema de debate porque le preocupa a todos los guerrerenses.

Exigió que el alcalde porteño asuma su responsabilidad de presidente municipal y deje de denostar los esfuerzos del gobierno federal, de los cuales su gobierno ha sido el más beneficiado en los últimos meses.

Agregó que Velázquez Aguirre debió buscar un lugar “adecuado” para exigir justicia por el crimen del alcalde de Pungarabato, Ambrosio Soto Duarte.  “No acababan de sepultarlo y no se acabaron el rosario cuando ya se estaban disputando quién sería el sucesor”, lanzó Vicario.

Vicario también defendió al secretario general de Gobierno, Florencio Salazar, quien se ha conducido siempre con respeto hacia todas las fuerzas políticas, quien además asume a cabalidad su función y vela por los intereses del estado.
 Replicas

De la Rosa demandó “responsabilidad” a la fracción del PRI porque “no podemos seguir guardando silencio y  ser indolentes ante esta postura vertical”.  Agregó que su bancada ha sido tolerante y ha planteado reiteradamente la construcción de acuerdos conjuntos que permitan abonarle a la construcción de la paz social del estado.

Exigió a la bancada priista que también se preocupe por la incesante violencia que enfrentan los municipios de Iguala, Chilapa y Chilpancingo, gobernados todos por alcaldes del PRI, así como Zihuatanejo, que de acuerdo con las estadísticas del INEGI, son los municipios más violentos del estado.

Afirmó que si las renuncias de funcionarios resolvieran el problema de la violencia, el primero que debe hacerlo es el alcalde de Chilpancingo, Marco Antonio Leyva Mena, quien “deja a la gente hablando, a nadie le hace caso y dice que nadie le puede ir a gritar al Ayuntamiento porque es su casa, cuando yo no he visto por ningún lado que diga que el Ayuntamiento es propiedad de Marco Antonio Leyva Mena”.

“Tomémosle la palabra al PRI que fue a pedir la renuncia de Evodio Velázquez. Que se vaya el (secretario) de Educación, el fiscal (Xavier Olea Peláez) que no sirven para nada. Que se vaya medio mundo”, señaló molesto desde la tribuna.

Entonces la diputada Flor Añorve Ocampo, coordinadora de la fracción del PRI, criticó el “doble discurso” del legislador perredista. Contextualizó que el primero en exigir renuncias fue el presidente estatal del PRD, Celestino Cesáreo Guzmán, al referirse al secretario de Gobierno, Florencio Salazar.

Agregó que si las renuncias resolvieran los problemas, la violencia se habría resuelto cuando el ex gobernador Ángel Aguirre Rivero renunció en octubre del 2014 a raíz de los hechos de Iguala y afirmó que después de 10 años de gobiernos perredistas, el tiempo les dio la razón.

Insistió que la fracción del PRI ha sido “tolerante” al aceptar las críticas pero también aclaró que los priistas no son tontos y advirtió que mientras el PRD insulte a los gobiernos federal, al estatal y a su bancada, van a responder con firmeza porque “a veces se tiene que hablar para que no piensen que uno es tonto”.

El diputado Ociel Hugar García Trujillo consideró que se ve a Acapulco como “la joya de la corona” y exigió mayor madurez para resolver el problema de inseguridad y violencia. El perredista De la Rosa cerró la discusión al afirmar que cada quien debe asumir su responsabilidad y ratificó “la posibilidad de seguir construyendo acuerdos”. (www.agenciairza.com)

Síguenos: Facebook | Twitter

Fuente: IRZA
Julio/27/2016

www.libertadguerrero.net
Comparte en Google Plus

Sitio creado por Fracalo

Libertad Guerrero Noticias, periódico online editado desde el puerto de Acapulco, Guerrero, México, bajo la dirección del periodista Francisco Cárdenas López (Fracalo).

Contacto: info@libertadguerrero.net

    Comenta en Blogger
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, ingresa tu correo electrónico para poder contactarte posteriormente... Gracias por visitarnos.