ESTRICTAMENTE PERSONAL | ❍ El fracaso de Osorio Chong | Libertad Guerrero Noticias | Periodismo independiente

ESTRICTAMENTE PERSONAL | ❍ El fracaso de Osorio Chong


ESTRICTAMENTE PERSONAL

 El fracaso de Osorio Chong

[Por Raymundo Riva Palacio]

1ER. TIEMPO: Los arrepentidos tienen que resignarse. Los oyeron pero, como en el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto no se ha dado aún el milagro de la rectificación como reconocimiento de un error, no los escucharán. Las cúpulas empresariales están suplicando un cambio de dirección en la política de seguridad porque no sólo han perdido varias decenas de miles de millones de pesos por la ausencia de ella, sino porque cada vez están notando, como dijo el presidente del Consejo Coordinador Empresarial, Juan Pablo Castañón, ingobernabilidad. Hace un mes hablaban de dos entidades, y ahora ya suman otras cuatro. La cuenta sigue. Los empresarios del país le pidieron al Presidente, para empezar, que separe a la Policía Federal —¿se les habrá olvidado que depende de la Comisión Nacional de Seguridad— de la Secretaría de Gobernación y que regrese a ser como estuvo hasta el gobierno de Felipe Calderón, dos entes separados. Se arrepintieron de haber apoyado la medida para fusionarlos bajo la égida del secretario de Gobernación Miguel Ángel Osorio Chong porque, han caído en cuenta, no funcionó. El secretario, sin responderles directamente, reitera que sí ha funcionado la fusión. Pero de lo que nadie habla es que la fusión de las dos dependencias no tuvo que ver necesariamente con la seguridad, sino con el control político. Osorio Chong no tenía claro qué hacer, pero tomó el consejo del secretario de Gobernación de Vicente FoxSantiago Creel de que la absorbiera. Creel le contó cómo cuando se separaron, él perdió el control político sobre Ramón Martín Huerta, el primer secretario de Seguridad Pública, y que desaparecieron sus herramientas represivas para ejercer la gobernabilidad. Creel le hablaba desde la óptica del manejo político, no de la seguridad, y Osorio Chong aceptó la recomendación y justificó públicamente que esa medida buscaba la mejor coordinación del gabinete —eufemismo para la búsqueda real de controlarlo él—. Sin saber mucho del tema ni meterse a fondo en este asunto, el entonces presidente electo, Peña Nieto, le aprobó la idea. Nunca se imaginó —probablemente tampoco lo alcanza a ver ahora—, del daño que le haría a su gobierno ese nuevo diseño institucional. Nunca supo Peña Nieto las intenciones ulteriores de Osorio Chong.

2DO. TIEMPO: ¿Qué tal los fierritos tecnológicos? Durante los meses de la transición, el responsable de seguridad y justicia en el equipo del presidente electo, Enrique Peña Nieto, le pidió al entonces secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, que quería ver lo que era Plataforma México en toda su extensión. García Luna invitó a Miguel Ángel OsorioChong al búnker donde hoy se encuentra la Comisión Nacional de Seguridad y lo metió por el túnel de la tecnología. Una monumental base de datos criminal con información en tiempo real fue lo primero que vio, pero lo que lo impresionó fue la zona de las escuchas telefónicas con 600 agentes en acción. Meses antes, cuando legisladores del PRI visitaron el búnker, el entonces diputado Jesús Murillo Karam quiso probar qué tan legal era esa operación y, ante la mirada de García Luna, preguntó aleatoriamente a los agentes si tenían órdenes judiciales que las autorizaran. Todos le mostraron la orden del juez para hacerlo. Cuando lo vio Osorio Chong, recuerdan testigos de su recorrido, dijo como si hablara para sus adentros, lo que eso podría hacerse con fines políticos. Esos juguetes en Plataforma México le daban sentido a la recomendación de Santiago Creel. ¿Cómo permitir que otro secretario tuviera tan poderosa arma que podía ser utilizada con fines políticos? Los empresarios, cuando apoyaron la fusión de las dos dependencias, no imaginaron —quizás tampoco lo saben hoy en día—, que detrás de todo el discurso de coordinación en las áreas que pregonaba Osorio Chong y repetíaPeña Nieto como justificación de la absorción de Seguridad Pública en Gobernación, había una motivación personal de orden político. Osorio Chong nombró como primer comisionado Nacional de Seguridad a Manuel Mondragón, formado en la época de Arturo Durazo, el siniestro jefe de la Policía de la Ciudad de México y La Hermandad, ese grupo secreto de comandantes de la policía que son enlaces o partes de las estructuras criminales.Mondragón, tan pronto comenzó el gobierno peñista, empezó a desmantelar Plataforma México que, paradojas del destino, ayudó a construir la actual embajadora de Estados Unidos en México, Roberta Jacobson, desde diciembre, a menos de dos semanas de iniciar el sexenio. Pero lo que vendría, sería peor.

3ER. TIEMPO: Los fierros se fueron al Cisen. El primer comisionado nacional de Seguridad,Manuel Mondragón, no llegó por méritos a ese cargo. El secretario de Gobernación, Miguel Ángel Osorio Chong, lo escogió mediante una encuesta. Gran método para una posición tan crucial. Pero Osorio Chong quería hacer las cosas diferentes. Mondragón comenzó a desmontar Plataforma México, lo que provocó que los servicios de inteligencia de Estados Unidos que compartían información secreta con el gobierno mexicano vieran con alarma lo que sucedía. “Ventanilla única”, fue la respuesta deOsorio Chong. Todo tendría que ser canalizado a través del Cisen, donde colocó a su incondicional, Eugenio Imaz. Los servicios de inteligencia estadunidenses redujeron significativamente la información de calidad que daban a los mexicanos, que además, por decisión de Osorio Chong y del entonces procurador general, Jesús Murillo Karam, se negaron a la doble certificación que exigía Washington para compartir ese tipo de inteligencia. La DEA alertó a sus contrapartes más confiables en la Marina, de la pérdida de inteligencia que se estaba dando, y corrieron para recuperar antes de que Mondragón los desapareciera, todas las investigaciones contra los cárteles de la droga que llevaban en coordinación con la Secretaría de Seguridad Pública. Imaz envió camiones de mudanzas al búnker para recoger el sistema de escuchas que había visto Osorio Chong semanas atrás, y construir una vez más desde el Cisen, un aparato de espionaje político. Hacía tiempo que eso había desaparecido y el Cisen se había profesionalizado en inteligencia para la seguridad nacional. La tentación de que se utilizara con fines políticos fue una de las razones por las que durante el gobierno de Felipe Calderón, el secretario de Seguridad Pública, Genaro García Luna, frenó la presión del director del Cisen, Guillermo Valdés, que se quedara con Plataforma México. Con Peña Nieto en la estratósfera,Osorio Chong no tuvo problemas en amasar dentro del Cisen su arma política. La deficiente seguridad en el país que reclaman los empresarios tiene su origen en parte en el desmantelamiento de Plataforma México y al convertir la inteligencia criminal en inteligencia política. Osorio Chong ya veía en 2012 el 2018 —él dice públicamente que no piensa en la sucesión presidencial—, y vive la paradoja que todo aquello que hizo para acumular poder a través de la seguridad, lo ha desacreditado. Los empresarios se lo gritaron: fracasó, señor secretario. Esperan que en algún momento Peña Nieto se dé cuenta que en efecto, su secretario de Gobernación falló.

rrivapalacio@ejecentral.com.mx
twitter: @rivapa 


[Usted acaba de leer un artículo de opinión cuyo contenido refleja el punto de vista del autor.]
Comparte en Google Plus

Sitio creado por Fracalo

Libertad Guerrero Noticias, periódico online editado desde el puerto de Acapulco, Guerrero, México, bajo la dirección del periodista Francisco Cárdenas López (Fracalo).

Contacto: info@libertadguerrero.net

    Comenta en Blogger
    Comenta en Facebook

0 comentarios:

Publicar un comentario

Por favor, ingresa tu correo electrónico para poder contactarte posteriormente... Gracias por visitarnos.